Centro Médico Talar

Medicina, Investigación, Tecnología

Enfermedad De TransmisiN Sexual Que Puede Derivar En La AparicióN De CáNcer CéRvico Uterino?

Enfermedad De TransmisiN Sexual Que Puede Derivar En La AparicióN De CáNcer CéRvico Uterino.
Infección por virus del papiloma humano (VPH) – El factor de riesgo más importante del cáncer de cuello uterino es la infección por el virus del papiloma humano (VPH, o HPV, por sus siglas en inglés). El VPH es un grupo de más de 150 virus relacionados. Algunos de ellos causan un tipo de crecimiento llamado papiloma que se conoce más comúnmente como verruga.

El VPH puede infectar a las células de la superficie de la piel, y aquellas que revisten los genitales, el ano, la boca y la garganta, pero no puede infectar la sangre o los órganos internos como el corazón o los pulmones. El VPH se puede transmitir de una persona a otra durante el contacto con la piel. Una forma en la que el VPH se transmite es mediante la actividad sexual, incluyendo el sexo vaginal, anal y hasta oral. Los diferentes tipos de VPH causan verrugas en diferentes partes del cuerpo. Algunos tipos causan verrugas comunes en las manos y los pies; otros tipos tienden a causar verrugas en los labios o la lengua.

Ciertos tipos de VPH pueden causar verrugas alrededor o sobre los órganos genitales femeninos y masculinos, así como en el área del ano. A estos tipos se les llama VPH de bajo riesgo porque rara vez están relacionados con el cáncer. A otros tipos de VPH se les llama de alto riesgo porque están fuertemente vinculados con cánceres, incluyendo cáncer de cuello uterino, vulva y vagina en mujeres, cáncer de pene en los hombres, y cáncer de ano, boca y garganta tanto en hombres como en mujeres.

La infección por VPH es común, y en la mayoría de las personas nuestro propio organismo puede eliminar la infección por sí mismo. Algunas veces, sin embargo, la infección no desaparece y se torna crónica. Una infección crónica, especialmente cuando es causada por ciertos tipos de VPH de alto riesgo, puede eventualmente causar ciertos cánceres, como el cáncer de cuello uterino.

Aunque actualmente no hay cura para la infección de VPH, existen maneras de tratar las verrugas y el crecimiento celular anormal que causa el VPH. Además, hay vacunas disponibles que ayudan a prevenir la infección de ciertos tipos de VPH y algunas de las formas de cáncer que están relacionadas con estos tipos del virus.

¿Qué enfermedad de transmisión sexual puede causar cáncer de cuello uterino?

Información básica sobre el cáncer de cuello uterino El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. El cáncer se identifica siempre de acuerdo a la parte del cuerpo en que aparece primero, aunque posteriormente se propague a otras áreas.

Si el cáncer se origina en el cuello uterino, se denomina cáncer de cuello uterino. El cuello uterino es la parte más baja y estrecha que sirve de entrada al útero. El cuello uterino conecta la parte superior del útero con la vagina (vía del parto). El útero (o la matriz) es donde crece el bebé cuando una mujer está embarazada.

Cualquier persona que tenga cuello uterino está en riesgo de presentar cáncer de cuello uterino. Este cáncer se presenta con más frecuencia en personas mayores de 30 años de edad. Infección duradera por ciertos tipos del es la causa principal del cáncer de cuello uterino.

  1. El VPH es un virus común que puede transmitirse de persona a persona durante las relaciones sexuales.
  2. Por lo menos la mitad de las personas sexualmente activas adquirirán el VPH en algún momento de su vida, aunque pocas mujeres contraerán el cáncer de cuello uterino.
  3. Las y la vacuna contra el VPH pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino.

Cuando el cáncer de cuello uterino se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida. : Información básica sobre el cáncer de cuello uterino

¿Qué ETS a largo plazo puede propiciar la aparición de cáncer?

Rol de las infecciones de transmisión sexual en la aparición del cáncer. – ROLE OF SEXUALLY TRANSMITTED INFECTIONS IN THE ONSET OF CANCER Lázaro Yoan Ordóñez Álvarez 1, Rafael Pérez Hidalgo 2, José Carlos Bencomo Correa 2, Juan Ernesto Pérez Reyes 3 1 Estudiante de tercer año de Medicina.

  1. Alumno ayudante en Medicina Intensiva.2 Estudiante de quinto año de Medicina.
  2. Alumno ayudante en Medicina Interna.3 Especialista de primer y segundo grado en Oncología.
  3. Máster en Ciencias en Atención Integral al Niño y en Longevidad Satisfactoria.
  4. Investigador Agregado.
  5. Profesor Auxiliar.
  6. Universidad de Ciencias Médicas de Las Tunas.

Presidente del Capítulo Las Tunas de la Sociedad Cubana de Oncología. RESUMEN El cáncer es la segunda causa principal de muerte en el mundo detrás de las enfermedades cardiovasculares. Aparece como consecuencia de una serie de alteraciones somáticas del ADN que culminan en una proliferación celular desmedida, donde las infecciones de transmisión sexual desempeñan un papel importante en la aparición y desarrollo de algunos de los tipos que afectan el sistema reproductor.

  • Con el objetivo de identificar los principales agentes biológicos de transmisión sexual involucrados en la carcinogénesis de los órganos sexuales.
  • Se emplearon métodos teóricos como el histórico-lógico, análisis y síntesis e inducción-deducción; se empleó la revisión documental como método empírico en Infomed, ScieLo, MedlinePlus y Google académico.

Se identificaron: el virus de la hepatitis B y C, el virus del papiloma humano, el virus linfotrópico de células T del ser humano I, virus de la inmunodeficiencia humana y el virus herpes humano 8. DeCS: CÁNCER// carcinogénesis vírica/ infecciones de transmisión sexual.

  • ABSTRACT Cancer is the second leading cause of death worldwide after cardiovascular diseases.
  • It appears as a result of a series of somatic DNA alterations that culminate in an excessive cell proliferation, where sexually transmitted infections play an important role in the onset and development of some of the types that affect the reproductive system.

In order to identify the main sexually transmitted biological agents involved in the carcinogenesis of the sexual organs. Theoretical methods such as historical-logical, analysis and synthesis and induction-deduction were used; documentary review was used as an empirical method in Infomed, SCIELO, MedlinePlus and Google Scholar.

  1. The virus of hepatitis B and C, human papilloma virus, lymphotropic virus of human T cells, HIV and human herpes virus 8 were identified.
  2. DeCS: Neoplasms/etiology; Carcinogenesis; Sexually transmitted diseases.
  3. INTRODUCCIÓN ¿Qué importancia tiene conocer el rol que juegan las infecciones de transmisión sexual en la aparición del cáncer en el sistema reproductor? ¿Sería posible prevenir la aparición de enfermedades neoplásicas mediante la adopción de conductas sexuales responsables? El cáncer es la segunda causa principal de muerte en el mundo (se le atribuye el 14,2 % de todas las defunciones), detrás de las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, los fallecimientos por estas últimas están disminuyendo, mientras que las muertes por cáncer están aumentando. Cada año se diagnostican en todo el mundo 15 millones de personas que poseen tumores malignos (de ellos 3,1 millones se relacionan con infecciones) y ocurren 8,2 millones de muertes por esta causa.

Puede afectar a todas las edades, incluso a fetos, pero el riesgo de sufrir los más comunes se incrementa con la edad. Se estima que a lo largo del siglo XXI el cáncer será la principal causa de muerte en los países desarrollados.1 Cuba no está exenta de esto, a pesar de ser un país en vías de desarrollo, desde el año 2012 las enfermedades neoplásicas superan a las cardiovasculares como principal causa de muerte, durante 2014 fallecieron 23 729 personas a causa de cáncer.

Pinar del Río presentó 1084 defunciones por esta causa.2 Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son un conjunto de afecciones clínicas infectocontagiosas agrupadas por tener en común la misma vía de transmisión: de persona a persona por medio de contacto sexual que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral; también por uso de jeringuillas contaminadas o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo, es decir, de la madre al hijo y durante la lactancia.3 El cáncer se puede conceptuar como: «una alteración genética de la regulación de los procesos de la multiplicación y diferenciación celulares, mediada por la acción de agentes mutágenos exógenos o propiciada por la herencia de mutaciones en ciertos genes claves del ciclo celular».4 Aparece como consecuencia de una serie de alteraciones somáticas del ADN que culminan en una proliferación celular desmedida.

  1. Casi todas las alteraciones en cuestión comprenden, de hecho, cambios de secuencias del ácido nucleico (es decir, mutaciones).
  2. El cáncer es causado por anormalidades en el material genético de las células.
  3. Estas anormalidades pueden ser provocadas por agentes carcinógenos, como la radiación (ionizante, ultravioleta, etc), de productos químicos (procedentes de la industria, del humo del tabaco y de la contaminación en general, etc.) o de agentes infecciosos.5-7 En 1909 Francis Peyton Rous (EE.UU., 1879-1970, premio Nobel en 1966) inoculó extractos de sarcomas de pollo en animales, observando que se desarrollaban tumores malignos.

En 1911 se descubrió el primer virus cancerígeno (virus del sarcoma aviar o virus del sarcoma de Rous). John Bittner (biólogo estadounidense) en 1936, descubrió que el cáncer de mama del ratón era debido a un retrovirus, el MMTV (virus del tumor mamario del ratón).

En 1958 los británicos M.A. Epstein, Y.M. Barr y B.G. Achong demostraron el Virus de Epstein-Barr (VEB) como primer virus cancerígeno en humanos. En 1970 se demostró que en el genoma del virus sincitial respiratorio (VSR) existía un gen carcinogénico. La teoría del origen vírico del cáncer no resultó totalmente exacta hasta que entre 1970 y 1975 el estudio de los retrovirus permitió identificar a los primeros oncogenes humanos.8-9 En 1976 Harald zur Hausen (Alemania, 1936) publicó la hipótesis de que el virus del papiloma humano jugaba un papel importante en la causa del cáncer de cuello de útero al observar un incremento del cáncer cervicouterino en prostitutas.

Por esta teoría (hoy comprobada) recibió en 2008 el premio Nobel de Medicina.10 Hoy en día se acepta que un gran número de retrovirus y virus de ADN causan diversos tipos de cánceres en un gran número de animales. La demostración de este mismo hecho en la especie humana es más difícil, pues la prueba concluyente consiste en la infección de un individuo sano con el virus, para comprobar el desarrollo del cáncer, y claro está, esta inducción directa de la enfermedad en el hombre no sería ética.

Sin embargo, la presencia constante de un determinado virus en las células cancerosas constituye un indicio que puede confirmarse con otras comprobaciones.11 Debido al papel activo que juegan los trabajadores y estudiantes del sector de la salud en la prevención de enfermedades; a la abrumadora cantidad de conocimiento y materiales novedosos, de reciente publicación, surgidos sobre el rol de las ITS en la aparición del cáncer en el sistema reproductor; y el creciente aumento de la incidencia del cáncer en Cuba y concretamente en Pinar del Río, se realizó una revisión bibliográfica, con el objetivo de identificar los principales agentes biológicos de transmisión sexual y los factores de riesgo y predisponentes involucrados en la carcinogénesis de los órganos sexuales.

DESARROLLO Factores de riesgo biológicos del cáncer • VEB: linfoma de Burkitt, linfomas de Hodgkin y cáncer nasofaríngeo. • VHB y VHC (virus de la hepatitis B y C): hepatocarcinoma. • Papilomavirus: cáncer de cérvix, vulva, ano, pene, orofaringe, laringe y tumores de cabeza y cuello.

  1. Principalmente los tipos 16 y 18 (ocasionan el 70-75% de los tumores de cérvix).
  2. HTLV-I (virus linfotrópico de células T del ser humano I): leucemia de células T del adulto.
  3. VIH: LNH, sarcoma de Kaposi y carcinoma de cérvix.
  4. Virus herpético 8: sarcoma de Kaposi, Linfomas de células B, enfermedad de Castleman.

• Virus XMRV (Virus xenotrópico relacionado con el virus de la leucemia murina): cáncer de próstata familiar. • Helicobacter pylori: cáncer de estómago 12-18 • Schistosoma haematobium: adenocarcinoma vesical. • Clonorchis sinensis: colangiocarcinoma. Mecanismos de carcinogénesis vírica Existen varios mecanismos por los cuales un virus puede desencadenar la transformación celular en una célula tumoral, todos implicados en la multiplicación de las células provocando que comiencen a reproducirse sin control 13-19 Inmunodepresión: algunos virus son capaces de alterar la respuesta inmunitaria del organismo y con ello propiciar la carcinogénesis y proliferación tumoral.

  1. Mutaciones genéticas: un virus que se integre al genoma del hospedador, puede hacerlo de manera tal que se inserte cerca de un protooncogén.
  2. Estos genes generalmente codifican para proteínas (como receptores de factores de crecimiento) que si se expresan de manera regulada, no presentan riesgo, pero al expresarse en gran cantidad pueden inducir la división celular desenfrenada.

En general, la secuencia promotora de los virus es muy fuerte, y puede, al insertarse cerca de este tipo de genes, inducir la expresión exacerbada de un protooncogén (convirtiéndose este ahora en un oncogén). Un virus puede, codificar en su propio genoma, algún gen que codifique para una proteína que induzca a la célula a reproducirse.

Esto puede ocurrir porque algunos virus dependen de la maquinaria celular para duplicarse, y para que ésta esté activa, la célula debe estar dividiéndose. Transcripción de genes que promueven la proliferación celular: cuando un virus se inserta en el genoma de la célula huésped, puede hacerlo interrumpiendo alguna de las secuencias conocidas como genes supresores de tumores.

Estos genes codifican para proteínas que regulan el ciclo celular, como p21, p53 o Rb. Al interrumpirse su secuencia, estas ya no más codifican para la proteína funcional, poniendo en riesgo todas las funciones que dependen de ellas. Oncoproteínas E6 y E7 del VPH: este virus posee un mecanismo, en el cual sus dos proteínas E6 y E7 causan la ubiquitinacion de p53 y Rb (que son genes supresores tumorales) y retinoblastoma causando así una pérdida de las proteínas claves del control del ciclo celular.

See also:  Enfermedad Por La Cual Los RiOnes No Funcionan?

Principales agentes biológicos de transmisión sexual involucrados en la carcinogénesis Virus de la hepatitis B y C(VHB y VHC) Son virus pequeños (menos de 42 nm de diámetro) de la familia Hepadnaviridae, causantes de la hepatitis B y C. Fueron descubiertos por el médico Baruch Samuel Blumberg en 1963.

Las diferencias entre los genotipos afectan la severidad y el curso de la enfermedad, así como la probabilidad de complicaciones, la respuesta al tratamiento y las posibles vacunas que se produzcan.12,13 El ciclo de vida de los virus de la hepatitis B y C es complejo.

  1. Los virus son capaces de dominar la célula hospedadora comenzando por la unión a un receptor en la superficie de la célula y entrando a través de endocitosis.
  2. Debido a que se replican en virtud de la acción del ARN controlada por una enzima dentro la célula huésped, el ADN del genoma viral deberá ser transferido al núcleo de la célula huésped.12,13 La hebra del ADN que es parcialmente bicatenaria se convierte en doble hélice y se une formando un ADN circular covalentemente cerrado (cccDNA) que sirve de matriz para la transcripción de cuatro ARNm virales.

El mayor de los ARNm, que es más largo que el genoma viral mismo, se usa para hacer nuevas copias del genoma y las proteínas virales de la cápside nuclear y la ADN polimerasa. Un total de cuatro transcripciones virales se transforman en viriones, que son liberados por la célula o regresados al núcleo y reciclados para producir otras copias virales.

El ARNm largo retorna al citoplasma, donde la proteína P del virus sintetiza ADN a través de la actividad de la transcriptasa inversa.12,13 Es precisamente mediante ese proceso de replicación que ambos virus producen una proliferación celular anormal y desmedida en los hepatocitos que desencadena el hepatocarcinoma.

El Cáncer Cervicouterino: el CÁNCER que se transmite con el SEXO – Vitápolis

Virus del papiloma humano VPH o HPV (del inglés human papilomavirus): son un grupo diverso de virus ADN perteneciente a la familia de los Papillomaviridae y representan una de las enfermedades de transmisión sexual más común (660 millones de infectados), conociéndose más de 100 tipos virales que, en relación a su patogenia oncológica, se clasifican en tipos de alto y de bajo riesgo oncológico.14-19 La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) considera que los tipos de VPH 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 66 son carcinógenos para los humanos _tipos de alto riesgo oncológico- y que otros tipos, incluidos el VPH 6 y el 11, son posibles carcinógenos para los humanos _tipos de bajo riesgo oncológico-.14,15 Como todos los virus de esta familia, los VPH sólo establecen infecciones productivas en el epitelio estratificado de la piel y mucosas de humanos, así como de una variedad de animales.

La mayoría de los VPH descritos no causan ningún síntoma en la mayor parte de la gente. Algunos tipos de VPH pueden causar verrugas o condilomas, mientras otros pueden generar infecciones subclínicas, que pueden (en una minoría de casos) dar lugar a cáncer cervical, cáncer de vulva, vagina y ano en mujeres, o cáncer de ano y pene en hombres (7 a 31 veces superior en homosexuales).

La mayor parte de las personas infectadas por VPH desconoce que lo está. Todos los VPH se transmiten por contacto piel a piel.20-23 Entre treinta y cuarenta tipos de VPH se transmiten normalmente por contacto sexual e infectan la región anogenital. Algunos tipos de VPH transmitidos por contacto sexual pueden producir verrugas genitales.

La infección persistente con algunos tipos de VPH transmitidos sexualmente denominados de «alto riesgo» (diferentes de los que causan verrugas) puede evolucionar y producir lesiones precancerosas y cáncer invasivo. La infección con VPH es la causa principal de casi todos los casos de cáncer cervical, aunque en la mayor parte de las infecciones con este tipo de virus no se produce ninguna patología.19-23 La mayor parte de las infecciones con VPH en mujeres jóvenes son temporales, y tienen poca importancia a largo plazo.

El 70% de las infecciones desaparecen en 1 año (sobre todo en mujeres con menos de cinco parejas sexuales de por vida) y el 90% en 2 años. Sin embargo, cuando la infección persiste —entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres infectadas— existe el riesgo de desarrollar lesiones precancerosas en el cuello del útero (el cérvix), que puede progresar a cáncer cervical invasivo.

Este proceso normalmente lleva entre 15 y 20 años, dando muchas oportunidades a la detección y el tratamiento de las lesiones precancerosas, a menudo con altas tasas de curación.14-17 En los países con recursos financieros suficientes se utiliza el test cervical Papanicolaou (pap) para detectar células anormales que podrían degenerar en cancerosas.

Un examen cervical (inspección visual) también puede detectar verrugas y otros crecimientos anormales, que aparecen como manchas blancas en la piel cuando se lavan con ácido acético. Las células anormales y cancerosas pueden elimimarse con un procedimiento simple, normalmente con un asa cauterizante o _más frecuentemente en el mundo desarrollado_ por congelación (crioterapia).20-23 Recientemente se han desarrollado tests de ADN para detectar VPH, más sensibles que el test pap y la inspección visual.

  1. Se están desarrollando también tests de bajo coste, adecuados para centros con pocos recursos, lo que permitirá realizar tests de manera sistemática en lugares donde ahora no es posible: África, Asia y Latinoamérica.
  2. Los tests pap han reducido la incidencia y los fallecimientos por cáncer cervical en el mundo desarrollado, pero aun así hubo 13.000 casos y 4.200 fallecimientos en EE.

UU. en el año 2012. El cáncer cervical presenta una elevada mortalidad en áreas pobres en recursos; a nivel mundial, se producen 490.000 casos y 270.000 fallecimientos cada año. Sobre todo debido a que el test pap es difícil de mantener en centros con pocos recursos, entre el 80-85% de los fallecimientos por cancer cervical tienen lugar en los países en desarrollo.22-23 Factores de riesgo Alta paridad Seis o más parejas sexuales en toda la vida Precocidad en el primer acto sexual Baja condición económica Tabaquismo Inmunosupresión (SIDA, receptoras de trasplantes) Déficit de vitaminas A, C, E y betacarotenos.

Anticonceptivos orales: aumentan riesgo de cáncer de cérvix en mujeres con VPH (0,9; 1,3 y 2,5 para las que lo usaron menos de 5 años, de 5 a 10 o más de 10 años, respectivamente) Las vacunas VPH, Cervarix y Gardasil, que previenen la infección con los tipos de VPH que causan el 70% del cáncer cervical (tipos 16 y 18), pueden conducir a reducciones mayores.

Pero no protegen a mujer que ya ha sido infectada, pues no tienen efecto terapéutico sobre la infección que ya existente ni sobre lesiones. Son más beneficiadas las que no hayan tenido relaciones sexuales antes de ser vacunadas. No protegen contra otros subtipos.14-19 HTLV-I Los HTLV (Human T-lymphotropic virus) son virus linfotrópicos de células T del ser humano.

  • Se trata de retrovirus que pertenecen a la subfamilia Oncovirinae.
  • Esta familia de virus se encuentra principalmente difundida en los países orientales, sin embargo en los últimos 10 años viene creciendo la tasa de pacientes seropositivos detectados en occidente.12 El HTLV-I fue el primer retrovirus oncógeno humano conocido.

Provoca una hemopatía maligna denominada leucemia/linfoma de células T del adulto (ATL), y desarrolla también una mielopatía subaguda denominada paraparesia espástica tropical (TSP) o mielopatía asociada al HTLV-I (HAM). El HTLV-I tiene como diana principal los linfocitos TCD4+; y el HTLV-II, los linfocitos TCD8+.

El HTLV, una vez que ha infectado a la célula, puede permanecer silente integrado en forma de provirus o comenzar a replicarse. Se cree que el principal mecanismo de trasmisión de la infección por HTLV es a partir de mitosis de las células que infecta. Esta expansión clonal da lugar a lo que se denomina carga proviral.

El HTLV necesita el contacto entre células para producir la infección. Los principales mecanismos de transmisión de la infección por virus HTLV son por vía sexual, vía parenteral y vía vertical.12 Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) Es un lentivirus (de la familia Retroviridae), causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Fue descubierto y considerado como el agente de la naciente epidemia de SIDA por el equipo de Luc Montagnier en Francia en 1983. El virión es esférico, dotado de una envoltura y con una cápside proteica. Su genoma es una cadena de ARN monocatenario que debe copiarse provisionalmente al ADN para poder multiplicarse e integrarse en el genoma de la célula que infecta.

Los antígenos proteicos de la envoltura exterior se acoplan de forma específica con proteínas de la membrana de las células infectables, especialmente de los linfocitos T CD4.24 El SIDA, es el conjunto de enfermedades de muy diverso tipo (generalmente, procesos infecciosos o tumorales) que resultan de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

El uso de medicamentos combinados puede controlar la replicación del virus y fortalecer el sistema inmunitario; la consecuencia es que la infección se convierte en crónica y no deriva en SIDA, algo que, en su evolución natural y en la mayoría de los pacientes, ocurriría, como media, a los diez años del contagio, produciéndose la muerte en un periodo de tres a cinco años.25 Clínicamente, el SIDA es declarado cuando un paciente seropositivo presenta un conteo de linfocitos T CD4 inferior a 200 células por mililitro cúbico de sangre.

En esta condición, el sistema inmune se halla gravemente deteriorado, de modo que el paciente queda expuesto a diversos procesos patológicos generados por un conjunto de infecciones oportunistas. Cuando las condiciones de los servicios médicos no permiten la realización de pruebas de laboratorio, se declara que un paciente ha desarrollado sida cuando presenta enfermedades que se consideran definitorias del síndrome.25 Normalmente, los glóbulos blancos y anticuerpos atacan y destruyen a cualquier organismo extraño que entra al cuerpo humano.

  • Esta respuesta es coordinada por un tipo de células llamados linfocitos CD4.
  • El VIH ataca específicamente a las células que expresan el receptor CD4, una de las más importantes son los linfocitos T CD4+ y entra en ellos.
  • Una vez dentro, el virus transforma su material genético de cadena simple (ARN) a uno de cadena doble (ADN) para incorporarlo al material genético propio del huésped (persona infectada) y lo utiliza para replicarse o hacer copias de sí mismo.

Cuando las nuevas copias del virus salen de las células a la sangre, buscan a otras células para atacar. Mientras, las células de donde salieron mueren. Este ciclo se repite una y otra vez.24,25 Para defenderse de esta producción de virus, el sistema inmune de una persona produce muchas células CD4 diariamente.

Paulatinamente el número de células CD4 disminuye, por lo que la persona sufre de inmunodeficiencia, lo cual significa que la persona no puede defenderse de otros virus, bacterias, hongos y parásitos que causan enfermedades, lo que deja a la persona susceptible de sufrir enfermedades que una persona sana sería capaz de enfrentar, como la neumonía atípica y la meningitis atípica.

Estas enfermedades son principalmente infecciones oportunistas. Dado que el organismo posee mecanismos de control de crecimiento celular dependiente de células CD4, la destrucción progresiva de estas células ocasionará que estos mecanismos no sean adecuadamente regulados, lo que origina en consecuencia la presencia de algunas neoplasias (cáncer) que no ocurrirían en personas «sanas».25 Virus herpes humano 8 El VHH-8 o virus del sarcoma de Kaposi es un Rhadinovirus.

Fue identificado en 1994 como responsable de ese tipo de cáncer, que ataca a las personas inmunodeprimidas y que se convirtió en el heraldo de una nueva epidemia, la de SIDA, cuando empezó a aparecer con una frecuencia antes desconocida entre varones homosexuales de Estados Unidos.26 El HHV-8 no produce sólo el sarcoma de Kaposi, sino que produce además dos enfermedades linfoproliferativas: el linfoma efusivo primario y la enfermedad multicéntrica de Castleman.

Aunque en el primer caso la presencia activa del virus y los mecanismos moleculares de la patogénesis son bien conocidos, en los otros dos la actividad lítica es menor (aunque la seroprevalencia en los pacientes es un 100%) y los mecanismos son todavía misteriosos.12,27 El linfoma efusivo primario es un linfoma de células B que no produce masas tumorales evidente, pero sí efusiones en las cavidades corporales.

El VHH-8 se identifica en el 100% de los casos y la OMS lo considera parte de la lista de enfermedades indicativas del desarrollo del sida, aunque puede ocurrir en pacientes seronegativos para el VIH.28 La enfermedad multicéntrica de Castleman produce linfoadenopatías e hiperglobulinemia, entre otros signos.

El VHH-8 se detecta en los órganos afectados de más del 95% de los pacientes positivos para el VIH y en el 40% de los negativos. Las lesiones son consideradas no malignas, pero la condición predispone para el desarrollo de linfoma no-Hodgkin (linfoma asociado al SIDA).29,30 CONCLUSIONES Los principales agentes biológicos de transmisión sexual involucrados en la carcinogénesis: el virus de la hepatitis B y C, el virus del papiloma humano, el virus linfotrópico de células T del ser humano I, virus de la inmunodeficiencia humana y el virus herpes humano ocho.

Se identificaron como principales factores de riesgo del cáncer: los factores genéticos y hormonales, las radiaciones, tabaco, alcohol, la dieta, exposición ocupacional, fármacos y los agentes biológicos. Se describen la inmunodepresión, las mutaciones genéticas, la transcripción de genes que promueven la proliferación celular y las oncoproteínas del virus del papiloma humano como los principales mecanismos de carcinogénesis vírica.

See also:  Enfermedad De Crohn Como Se Detecta?

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Cabezón L, Márquez I, Soria A. Manual CTO de Urgencias oncológicas. Madrid. CTO Editorial, 2013.
  2. Bess Constantén, Sonia, et. Al. Anuario Estadístico de Salud 2014. Ministerio de Salud Pública, Dirección Nacional de Registros Médicos y Estadísticas de Salud. La Habana, abril de 2015.
  3. Leyva Quiala C, Acosta Yamacho N, Leyva Martínez N. ¿Es causa de cáncer cervical la infección por papilomavirus humano? Correo Cient Méd.2012 ; 16 (4). Disponible en: http://www.revcocmed.sld.cu/index.php/cocmed/article/viewFile/780 /234
  4. Pérez Cala Armando Ernesto, Guerra Cepena Eulises, Rodríguez Arias Orestes Dominador. El cáncer como respuesta adaptativa. MEDISAN,2012 Feb ; 16(2): 236-247. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192012000200012&lng=es.
  5. Sansó Soberats JF, Alonso Galbán P. Torres Vidal RM. Mortalidad por cáncer en Cuba. Rev Cubana Salud Pública.2014 ;36. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S086434662010000100009&lng=es&nrm=iso&tlng=es
  6. Tamayo-Acevedo Lucía Stella, Gil-Cano Paola Andrea, Tamayo-Acevedo Luz Elena. Lo que no se ve, no existe: percepciones sobre cáncer y papilomavirus humano en jóvenes universitarios, Medellín, Colombia, 2014. Aquichán,2015 Abr ; 15( 2 ): 253-270. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S165759972015000200009&lng=pt. http://dx.doi.org/10.5294/aqui.2015.15.2.9.
  7. Urrutia María Teresa, Gajardo Macarena. Adherencia al tamizaje de cáncer cérvicouterino: Una mirada desde el modelo de determinantes sociales de la salud. Rev. chil. obstet. ginecol.,2015 Abr ; 80( 2 ): 101-110. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717 -75262015000200002&lng=pt. http://dx.doi.org/10.4067/S071775262015000200002.
  8. Castillo-Ávila Irma Yolanda, Canencia-Padilla Johanna, Zurbarán-Lamadrid Mayerlis, Pertuz-Cantillo Daniela, Montes-Padilla Marlon, Jiménez-Chacón Elizabeth. Calidad de vida en mujeres con cáncer cérvico-uterino, Cartagena (Colombia), 2012. Rev Colomb Obstet Ginecol,2015 Mar ; 66( 1 ): 22-31. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034 -74342015000100003&lng=pt.
  9. Díaz Mc Nair Alfredo Guillermo, Cedeño Arroyo Mariela, González Heredia Eugenia, Beltrán Bahades Jacqueline. Acciones educativas para la prevención del cáncer cervicouterino en la adolescencia. MEDISAN,2011 Feb ; 15(2): 209-214. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192011000200010&lng=es.
  10. Ávila Mora María Caridad, Sansarí Baro Juan Tomás, PavónGómez Vicente. Genes en el cáncer de cuello uterino. CCM,2013 Mar ; 17(1): 70-72. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812013000100010&lng=es.
  11. Durruthy Wilson Odalys, Piña Napal Juan Carlos, Santana Álvarez Jorge. Cáncer de esófago y virus del papiloma humano. AMC,2012 Oct ; 16(5): 644-650. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552012000500014&lng=es.
  12. Miguel Soca PE, Almaguer Herrera A, Ponce de León D, Sales Márquez H, Pérez Rodríguez H. El cáncer, una enfermedad genética. Correo Cient Méd.2007 ; 11 (3). Disponible en: http://www.cocmed.sld.cu/no113/n113rev1.htm
  13. Mulet Pérez Agustín, Gámez Escalona Martha, Ferrer Lorenzo Raúl, Pullés Labadie Menelio, Rubio Rodríguez Abelardo, García Campos Maylen. Hepatitis crónica en pacientes, donantes o no de sangre, con anticuerpo al virus de la hepatitis C positivo. CCM,2013 Sep ; 17(3): 302-314. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S156043812013000300007&lng=es.
  14. Ferrá Torres Telma M., Ramírez Villagaray Edith Nancy. Relación entre condilomas acuminados y cáncer de pene y ano. AMC,2013 Ago ; 17(4): 479-489. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552013000400006&lng=es.
  15. Álvarez Paneque Osmany, Ochoa Roca Tatiana Z, San José Pérez Daisy Maritza. ¿Es necesaria la individualización y el cambio de límite en el Programa de Diagnóstico Precoz de Cáncer Cervicouterino?. CCM,2014 Dez ; 18(4): 736-739. Disponível em: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1560-43812014000400013&lng=pt.
  16. Reyes Zuñiga Yesika Isabel, Sanabria Negrín José Guillermo, Marrero Fernández Raydel. Incidencia y mortalidad por cáncer cervicouterino. Rev Ciencias Médicas,2014 Out ; 18(5): 753-766. Disponível em: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942014000500005&lng=pt.
  17. Saeteros Hernández Rosa Del Carmen, Pérez Piñero Julia, Sanabria Ramos Giselda. Conducta de riesgo y problemas sexuales y reproductivos de estudiantes universitarios ecuatorianos. Rev Hum Med,2015 Dez ; 15(3): 421-439. Disponível em: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727 -81202015000300003&lng=pt.
  18. Cadesuñer Gómez IT. Comportamiento de la neoplasia intraepitelial cervical en pacientes atendidos en la Policlínica de Antilla, Holguín. Correo Cient Méd.2012 ; 16 (4). Disponible en: http://www.revcocmed.sld.cu/index.php/cocmed/article /viewFile/19/241
  19. Reyes González O, López Méndez A, Batista Campos A. Caracterización histopatológica y evolución del carcinoma epidermoide infiltrante del cuello uterino. Correo Cient Méd.2011 ; 15 (1). Disponible en: http://www.cocmed.sld.cu/no151/pdf/no151ori04.pdf
  20. Rajkumar T, Sabitha K, Vijayalakshmi N, Shirley S, Bose MV, Gopa G, et al. Identification and validation of genes involved in cervical tumourigenesis. BMC Cancer.2011 ; 11:80 Disponible en: http://www.biomedcentral.com/1471-2407/11/80
  21. Leyva Quiala C, Acosta Yamacho N, Leyva Martínez N. ¿Es causa de cáncer cervical la infección por papilomavirus humano? Correo Cient Méd.2012 ; 16 (4). Disponible en: http://www.revcocmed.sld.cu/index.php/cocmed/article/viewFile/780 /234
  22. Granadillo Milaid, Torrens Isis, Guerra Maribel, Batte Aileen, Soria Yordanka, Mendoza Osmani et al, A novel strategy to improve antigen presentation for active immunotherapy in cancer. Fusion of the human papillomavirus type 16 E7 antigen to a cell penetrating peptide. Biotecnol Apl,2012 Sep ; 29(3): 194-197. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1027 -28522012000300007&lng=es,
  23. Ferrá Torres Telma M, Santana Álvarez Jorge, Barreto Argilagos Gaspar. La infección por papiloma virus humano en la mujer: una revisión del tema. AMC,2011 Dic ; 15(6): 1073-1086. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552011000600015&lng=es,
  24. Lahera-Sánchez Tania, Villegas-Valverde Carlos A. De la inmunodeficiencia primaria al cáncer. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter,2011 Jun ; 27(2): 212-223. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-02892011000200005&lng=es,
  25. Albornoz López del Castillo Carlos, Rivero Pérez Oscar, Bastian Manso Luis. Avances en el diagnóstico de las lesiones cancerizables y malignas del complejo bucal. AMC,2010 Oct ; 14(5):, Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-02552010000500019&lng=es,
  26. Kokuina Elena, Domínguez Álvarez Carlos, Noa Pedroso Guillermo, Martínez Rodríguez Pedro Ariel, Kourí Cardellá Vivian, Gutiérrez Pérez Yoan et al, Asociación del virus herpes humano 8 y la hiperplasia linfoide nodular difusa del intestino delgado en la inmunodeficiencia variable común. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter,2009 Dic ; 25(3):, Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci _arttext&pid=S0864-028
  27. Rahman Gisel, Ocampo Dolores, Rubinstein Anahí, Risso Paula. Prevalencia de vulvovaginits y su relación con hallazgos físicos en niñas evaluadas por sospecha de abuso sexual infantil. Arch. argent. pediatr.,2015 Jan ; 113( 5 ): 390-396. Disponível em: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-00752015000500003&lng=pt. http://dx.doi.org/10.5546/aap.2015.390.
  28. Ortíz Sánchez Neida Loreta, Rodríguez González Dialys Angela, Vázquez Lugo Mercedes, Álvarez Aragón Mileyvis, Sánchez Urra Liudis. Intervención educativa sobre infecciones de transmisión sexual en adolescentes. Rev.Med.Electrón.,2015 Out ; 37(5): 418-429. Disponível em: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S168418242015000500002&lng=pt.
  29. Casas López Mario Jesús, Díaz Bernal Zoe, Martínez Cabrera Aida, Cernuda Amador, Borile Mónica. Manejo de la ética ante un adolescente con sospecha de sida. Rev.Med.Electrón.,2015 Dez ; 37(6): 627-634. Disponível em: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684 -18242015000600008&lng=pt.
  30. Zhu C, Geng Q, Chen L, Yang H, Jiang W. Impact of an educational programme on reproductive health among young migrant female workers in shenzhen, china: an intervention study. Int J Behav Med,2014 ;21(4):710-8. Disponible en: http://www.biomedcentral.com/content/pdf/1477-7525-11-123.pdf

Datos para la correspondencia Rafael Pérez Hidalgo. Estudiante de quinto año de Medicina. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Facultad de Ciencias Médicas Dr. Ernesto Che Guevara de la Serna. Correo electrónico: [email protected]

¿Qué virus del papiloma humano causa cáncer?

¿Causa síntomas la infección por el VPH? – En general, la infección por el VPH de riesgo alto no causa síntomas. En el cuello uterino, no es común que los cambios precancerosos en las células debido a una infección persistente por el VPH causen síntomas.

  1. Por eso, es importante hacerse los exámenes de detección del cáncer de cuello uterino de forma habitual.
  2. En otras partes del cuerpo, las lesiones precancerosas a veces causan síntomas, como picazón o sangrado.
  3. Si la infección por el VPH se convierte en cáncer, el cáncer quizás cause síntomas, como sangrado, dolor o hinchazón de glándulas.

Obtenga más información sobre los signos y síntomas de los cánceres de cuello uterino, vagina, vulva, pene, ano y orofaringe, La vacuna contra el VPH Gardasil 9 ® protege contra la infección por nueve tipos de VPH: los dos tipos de riesgo bajo que causan la mayoría de las verrugas genitales y los siete tipos de riesgo alto que causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC recomienda la vacunación contra el VPH para prevenir nuevas infecciones por el VPH, además de cánceres y otras enfermedades que se relacionan con el VPH. La vacunación contra el VPH ofrece protección eficaz contra las nuevas infecciones por el virus.

La vacunación es preventiva y no sirve para curar si la persona ya se infectó. La vacuna contra el VPH no se usa para tratar las infecciones por el VPH ni las enfermedades que causa este virus. La máxima protección de la vacuna contra el VPH se obtiene al vacunarse entre los 9 y 12 años de edad.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de utero?

ASPECTOS GENERALES – Hay dos tipos de cáncer de útero: cáncer de endometrio (común) y sarcoma uterino (poco común). El cáncer de endometrio a menudo se cura. El sarcoma uterino suele ser más maligno y más difícil de tratar. Para obtener más información sobre prevención, exámenes de detección, tratamiento, estadísticas, investigación y ensayos clínicos relacionados con el cáncer de útero, consulte los enlaces en esta página.

¿Qué es VPH en la mujer?

¿Qué tan comunes son el VPH y los problemas de salud causados por este virus? – El VPH (el virus): Alrededor de 79 millones de estadounidenses están infectados actualmente por el VPH. Cerca de 14 millones de personas al año contraen la infección por primera vez.

  • El VPH es tan común que casi todos los hombres y las mujeres sexualmente activos contraerán al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida.
  • Los problemas de salud relacionados con el VPH incluyen las verrugas genitales y el cáncer de cuello uterino.
  • Verrugas genitales: Cerca de 360 000 personas en los Estados Unidos tienen verrugas genitales cada año.

Cáncer de cuello uterino: Anualmente, más de 10 000 mujeres en los Estados Unidos contraen cáncer de cuello uterino. Hay otras afecciones y otros cánceres causados por el VPH que ocurren en personas que viven en los Estados Unidos. Cada año, cerca de 21 000 cánceres relacionados con el VPH podrían prevenirse con la vacuna contra este virus.

¿Cómo se llama la bacteria que produce el cáncer?

En 1994, la Oficina Internacional de Investigación de Cáncer clasificó a la bacteria H. pylori como carcinógena, o causante de cáncer, en los humanos, a pesar de resultados contradictorios en aquel tiempo.

¿Como un hombre contrae el virus del papiloma humano?

¿Cómo contraen los hombres el VPH? El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales o anales. También puede transmitirse durante el sexo oral.

¿Qué tipo de cáncer provoca el VPH en la mujer?

El cáncer de cuello uterino es el cáncer asociado más frecuentemente al VPH, y algunos cánceres de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe (cánceres en la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas) también son causados por el VPH.

¿Cómo comienza el cáncer de cuello uterino?

Causas – El cáncer cervical comienza cuando las células sanas del cuello uterino desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN, El ADN de una célula contiene las instrucciones que le dicen a una célula qué hacer. Las células sanas crecen y se multiplican a una cierta velocidad, y finalmente mueren en un momento determinado.

Las mutaciones le dicen a las células que crezcan y se multipliquen fuera de control, y no mueren. Las células anormales acumuladas forman una masa (tumor). Las células cancerosas invaden los tejidos cercanos y pueden desprenderse de un tumor para diseminarse (hacer metástasis) en otras partes del cuerpo.

No está claro qué causa el cáncer cervical, pero es cierto que el virus del papiloma humano juega un papel importante. El virus del papiloma humano es muy común y la mayoría de las personas con el virus nunca desarrollan cáncer. Esto significa que otros factores, como el entorno o estilo de vida, también determinan si desarrollarás cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se detecta el cáncer en el cuello uterino?

La mejor manera de detectar el cáncer de cuello uterino en etapa temprana es realizándose las pruebas de detección. Las pruebas para la detección del cáncer de cuello uterino son la prueba del VPH y la prueba de Papanicolaou. Estas pruebas pueden hacerse por sí solas cada una, o ambas a la vez (prueba conjunta).

¿Cuánto tiempo tarda el virus del papiloma humano en convertirse en cáncer?

¿Qué es y qué consecuencias trae el Virus del Papiloma Humano? El es un virus de transmisión sexual que contiene ADN y que infecta en especial las mucosas orales y mucosas genitales. Existen más de 240 variedades diferentes del VPH, de los cuales 15 de ellos están relacionados con el cáncer de cuello uterino, de vagina, de vulva, de ano y orofaringeo (parte posterior de la lengua, paladar, garganta y amígdalas).

Entre las cepas más peligrosas están las 16 y 18, las cuales están relacionadas prácticamente en un 100% con las lesiones preneoplásicas e invasoras de cáncer de cuello. El Dr. José Andrés Poblete, ginecólogo y presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (), explica que este virus se transmite exclusivamente por la actividad sexual, ya sea genital, oral o anal.

También se puede transmitir a través de las manos cuando han tenido contacto con los genitales. » No es un virus que tenga transmisión hereditaria ni otros factores de riesgos asociados. El único mecanismo de infección es la actividad sexual», asegura.

Efectos del VPH en la salud de la mujer Los efectos del virus papiloma en la mujer se agrupan según lesiones benignas y malignas o cancerosas. Lesiones benignas:

Son los denominados condilomas vulvares (verrugas genitales).

Lesiones malignas:

Corresponden a las lesiones preneoplásicas o invasoras de cáncer de cuello del útero, de la vagina y de la vulva.

En cuanto al tiempo que puede transcurrir entre el contagio por VPH y la aparición de lesiones por cáncer de cuello uterino, el especialista señala que dependerá del estado de inmunidad del huésped. «En general, se considera que deben pasar al menos 10 años desde la infección hasta la aparición de un cáncer invasor.

Sin embargo, las lesiones preinvasoras, pueden aparecer dos años después del momento de la infección», indica. La importancia de la detección temprana La detección precoz del virus por papiloma se puede realizar tanto por el Papanicolau (PAP) como por la detección o serotipificación del virus en el cuello del útero.

«Sin embargo, el Papanicolau es lo que tenemos más disponible y está más a mano en toda la atención primaria del país. Y es fundamental que las mujeres se lo realicen periódicamente, porque el tratamiento de las lesiones preinvasoras erradica completamente la infección y evita la progresión a un cáncer invasor», asegura.

See also:  Pseudomonas Que Enfermedad Causa?

¿Cómo se elimina del cuerpo el virus del papiloma humano?

¿Se puede tratar el VPH? – No existe tratamiento para el virus en sí. Sin embargo, la mayoría de las infecciones por el VPH desaparecen con la ayuda del sistema inmunitario de la persona. Aunque el VPH en sí no se puede tratar, los cambios celulares causados por una infección se pueden tratar.

¿Cómo se cura VPH en mujer?

¿Quiénes pueden contraer el VPH? – Cualquiera que alguna vez haya tenido contacto genital con otra persona puede estar infectado con el VPH. Tanto hombres como mujeres pueden contraer el virus —y contagiarlo— sin saberlo. Como es probable que no se observe ningún signo de la infección, una persona podría estar infectada con el VPH aunque hayan pasado años desde la última vez que tuvo relaciones sexuales.

tuvo relaciones sexuales cuando todavía era muy joven, tiene muchas parejas sexuales, tiene una pareja sexual que ha tenido muchas parejas.

Si no tengo síntomas, ¿por qué tengo que preocuparme acerca del VPH? Hay más de 100 tipos diferentes del VPH y no todos ellos ocasionan problemas de salud. Algunos tipos del VPH pueden causar problemas como las verrugas genitales. Otros tipos también pueden causar cáncer del cuello uterino, la vagina, la vulva o el ano.

La mayoría de estas enfermedades son causadas por los tipos 6, 11, 16 o 18. ¿Se cura el VPH? No existe una cura para el virus del papiloma humano (VPH) en sí mismo, pero sí existen tratamientos para los trastornos de salud que el VPH puede causar, tales como verrugas genitales, cambios en el cuello del útero y cáncer cervicouterino.

¿Qué debo saber acerca de las verrugas genitales? Existen muchas opciones de tratamiento para las verrugas genitales. Sin embargo, incluso después del tratamiento de las verrugas, es posible que el virus siga presente y se transmita a otros. Si las verrugas genitales no se tratan podrían irse, permanecer igual, o aumentar en tamaño o número, pero no se convertirán en cáncer.

¿Qué pasa si el VPH no desaparece en 2 años?

Sin embargo, si una infección no desaparece por sí sola, es posible que se presenten síntomas del VPH meses o años después de haberse infectado. Esto hace que sea difícil saber exactamente cuándo se contrajo la infección. Las infecciones por el VPH duraderas pueden causar verrugas genitales o ciertos tipos de cáncer.

¿Qué relación tiene el cáncer y el hongo Candida?

Se ha evidenciado que una condición oncológica facilita una infección bucal por Candida albicans, sin embargo, otras especies de Candida se les relaciona poco. Objetivo: Identificar especies de Candida spp. en cavidad bucal de pacientes sometidos a quimioterapia.

¿Cuánto tiempo tarda el virus del papiloma humano en convertirse en cáncer?

Tipos de VPH de alto riesgo y bajo riesgo – A menudo, algunos tipos de VPH se clasifican como de «no oncogénico» (causantes de verrugas) o de «oncogénico» (causantes de cáncer), en función del riesgo que representan de contraer cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer determinó que hay 13 tipos de VPH que pueden causar cáncer de cuello uterino; al menos uno de estos tipos puede causar cánceres de vulva, vagina, pene, ano y orofaringe (cánceres en la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas).

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer. La mayoría de las personas infectadas por el VPH no lo saben. Por lo general, el sistema inmunitario de la persona elimina de forma natural la infección por el VPH en un periodo de dos años. Esto ocurre con los tipos de virus oncogénico como no oncogénico.

Hacia los 50 años de edad, al menos 4 de cada 5 mujeres habrán tenido una infección por VPH en algún momento de su vida. El VPH también es muy frecuente en los hombres y a menudo no conlleva síntomas.

¿Cómo saber quién me contagio del virus del papiloma humano?

Post anteriores he comentado, como persona dedicada a la Salud Pública, mi opinión, basada en fuentes de total confianza para mí como el Center for Diseases Control and Prevention (CDC), sobre : · Papilomavirus, Cáncer de cuello de útero y vacuna contra el virus del papiloma · Verrugas por virus del papiloma humano: algunas respuestas del Centro de Control de Enfermedades (CDC) Finalizo la serie con este artículo, también del CDC, sobre lo que deben saber las mujeres que han obtenido un resultado positivo en la prueba del VPH.

  1. Mi objetivo con estos artículos era tranquilizar a todos los que los leyeran explicando que la infección por el VPH era tan frecuente y tan inocua, en la mayoría de los casos, como pudiera serlo un resfriado común.
  2. No se si en algunos casos lo habré conseguido.
  3. Desde luego en los comentarios que he recibido no ha sido así y lo siento.

Como todo lo que tiene un principio ha de tener un final este post es el último que publico sobre este tema. Finalizo porque ya no hay nada nuevo disponible, de momento, y no estoy dispuesta a hacer un bucle sin fin con lo ya publicado, que es la información disponible hasta el momento.

  • En este cierre se incluye también el cierre de las consultas.
  • Ya está todo dicho, en estos artículos, o al menos todo lo que conocemos.
  • Cuando haya alguna nueva información relevante me comprometo a trasladárosla.
  • El virus del papiloma humano genital (VPH) es un virus muy común en hombres y mujeres.
  • Se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales y anales,

• Casi todas las personas sexualmente activas contraerán VPH en algún momento de sus vidas, aunque en la mayoría de los casos no lo sabrán porque el VPH por lo general no presenta signos o síntomas. • Existen unos 40 tipos de VPH genital. En la mayoría de los casos el VPH desaparece por sí solo sin causar ningún problema de salud.

Se cree que el sistema inmunitario se defiende en forma natural de una infección por VPH. • Pero algunas veces el VPH no se va por sí solo. Algunos tipos de VPH pueden causar verrugas genitales, Otros tipos de VPH (llamados «de alto riesgo») pueden producir cambios en las células del cuello uterino de la mujer, lo que con el tiempo podría derivar en un cáncer de cuello uterino.

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales son distintos a los que pueden causar cáncer, • Usted ya tomó el primer paso para prevenir el cáncer de cuello uterino al hacerse la prueba de Papanicolau. Este examen puede detectar cambios en las células del cuello uterino (causados por el VPH).

También se le ha practicado una nueva prueba llamada prueba del VPH. A esta prueba también se le conoce como prueba del VPH de alto riesgo. Con esta prueba se pueden detectar los tipos del VPH que pueden estar relacionados con el cáncer de cuello uterino. Su médico puede utilizar esta prueba para decidir cuándo se le debe practicar la próxima prueba de Papanicolau y si es necesario realizarle otras pruebas.

• Un resultado positivo en la prueba del VPH significa que usted tiene VPH en el cuello uterino, Esto no quiere decir que usted tiene o que va a tener cáncer de cuello uterino, Pero podría significar que tiene más probabilidades de que sus células cambien, lo que con el tiempo podría derivar en un cáncer de cuello uterino.

Asegúrese de acudir a todas sus citas médicas y de someterse a las pruebas que le recomiende su médico. • No es lo mismo tener el VPH que el VIH o el herpes. • Tener VPH no afectará el embarazo ni dificultará su capacidad de embarazarse. • Los médicos pueden tratar los cambios en las células causados por el VPH, pero no el propio virus del VPH.

Si tiene inquietudes sobre los resultados de su prueba, anótelas y pregúntelas durante su próxima visita al médico. Lo que debe saber una mujer que tiene el VPH de alto riesgo sobre ella y sus parejas Usted y su pareja deben saber que: • El VPH es muy común en hombres y mujeres.

La mayoría de los adultos sexualmente activos contraerán el VPH en algún momento. Inclusive las personas con una sola pareja sexual en la vida pueden contraer el VPH, si su pareja está infectada con el VPH. • El tipo de VPH que se encontró en su prueba del VPH puede causar cáncer de cuello uterino pero no causa verrugas genitales,

• Las parejas que han estado juntas por un tiempo suelen transmitirse el VPH. Esto significa que lo más probable es que su pareja ya tiene el VPH, aún cuando no presente signos o síntomas. • Tener VPH no significa que usted o su pareja esté teniendo una relación sexual con otra persona,

  • No hay forma de saber con certeza cuándo contrajo usted el VPH o quién se lo transmitió.
  • Una persona puede tener el VPH durante muchos años antes de que se le detecte.
  • A la fecha no existe una prueba para saber si los hombres tienen el VPH,
  • Aún así las verrugas genitales son el problema de salud más común que causa el VPH en los hombres.

El tipo de VPH que se le encontró a usted en la prueba del VPH no es el que causa verrugas genitales. • Los condones pueden reducir las probabilidades de transmitir el VPH a sus parejas futuras, si se usan todo el tiempo y en la forma correcta. Los condones también pueden reducir las probabilidades de contraer otros tipos de VPH o de desarrollar enfermedades relacionadas con el VPH ( verrugas genitales y cáncer de cuello uterino).

  • Pero el VPH puede infectar las áreas que no cubre el condón, por lo tanto los condones no protegen totalmente contra el VPH.
  • Si su pareja sexual es mujer, háblele de la relación que hay entre el VPH y el cáncer de cuello uterino para instarla a que se someta regularmente a pruebas de detección de cáncer de cuello uterino.

Versión en español aprobada por CDC: Texto complete del CDC: Lo que deben saber las mujeres que han obtenido un resultado positivo en la prueba del VPH Los que vivaís en la zona de influencia del CDC podéis consultar en los suigientes teléfonos: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)) 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636) ó 1-888-232-6348 (línea TTY para personas con problemas de audición) donde le responderán a sus preguntas en inglés o en español las 24 horas del día todos los días de la semana.

El Servicio de información del Instituto Nacional del Cáncer (CIS, por sus siglas en inglés) 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237); 1-800-332-8615 (línea TTY para personas con problemas de audición) donde los especialistas en información le pueden responder a sus preguntas en inglés o en español de 9:00am a 4:30pm.

Consuelo Ibáñez Martí, salubrista y epidemiólogo

¿Quién es el portador del virus del papiloma humano?

EsSalud: Hombres son portadores del Virus de Papiloma y no lo saben

Especialista advierte que mujeres contagiadas pueden desarrollar cáncer de cuello uterino.

Los hombres son los principales portadores del Virus de Papiloma Humano y suelen transmitirlo a sus parejas sin saberlo, dado que nunca presenta síntomas. Así lo advirtió el Seguro Social de Salud (EsSalud), al señalar que el contagio podría ocasionar desde diversas infecciones como verrugas genitales hasta cáncer de cuello uterino.

Al respecto, el Doctor Pedro Aguilar, Ginecólogo Oncólogo del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati, exhortó a la población en general vacunar a las niñas contra este virus y así evitar el desarrollo del cáncer de cuello uterino.»En nuestro país se tiene conocimiento que un 4% de la población ha sido afectada por verrugas genitales a causa de este virus», indicó el especialista.Detalló que, según estudios realizados, el 50% de las personas sexualmente activas podrían contraerlo en algún momento de sus vidas, al precisar que este virus afecta generalmente a mujeres.Señaló que las verrugas genitales (condilomas) es una enfermedad de transmisión sexual altamente contagiosa causada por VPH y que afectan considerablemente la calidad de vida de las personas, pues debido a su tamaño y locación pueden ser antiestéticas, dolorosas y causar sangrado.»Las verrugas genitales son 40 veces más frecuentes que las enfermedades de trasmisión sexual como el VIH, sífilis, gonorrea, entre otros; debido a que es difícil detectar si la persona con la que se tiene contacto sexual está infectada», dijo.El especialista precisó que no existe cura para las verrugas genitales, solo existen tratamientos que ayudan a contrarrestar las molestias por un tiempo determinado, pues el VPH permanece en el cuerpo de la persona y puede volverse a contagiar en cualquier momento.

El doctor Pedro Aguilar precisó que para prevenir el contagio del virus es recomendable practicar la monogamia (solo una pareja), vacunarse contra el virus papiloma humano, usar preservativo y acudir a despistaje de enfermedades producidas por este virus (cáncer de cuello uterino, verrugas genitales, etc.).